domingo, 25 de agosto de 2013

Armas químicas en Siria: no se puede consentir

Imagen aquí. HO/SHAAM NEWS NETWORK , AFP/Getty Images
La guerra civil en Siria está llegando a situaciones límite. El conflicto actual en Siria se remonta a enero de 2011, cuando la oposición se lanzó a la calle contra el gobierno influenciada por las protestas que se produjeron en el marco de la denominada "Primavera árabe". La guerra (o levantamiento) contra el presidente Bashar al-Assad, hijo del anterior presidente sirio el militar Hafez al-Assad (1971-2006) y heredero del partido (Baaz) que gobierna Siria desde 1947, ha dejado más de 60.000 muertos y 2,5 millones de refugiados en países vecinos en casi 2 años. Las potencias occidentales han exigido al presidente al-Assad que renuncie y han pedido la intervención de Consejo de Seguridad de la ONU. Sin embargo, Rusia y China, cercanos a al-Assad, han vetado todo intento de producir una resolución.

Esta semana parece haberse cruzado la línea roja que definió Obama (si se cruzase las potencias occidentales intervendrían) con la posible utilización de armas químicas (fotos aquí y video aquí). La clave está en comprobar que se utilizaron armas químicas lo cual no es tan sencillo. Médicos Sin Fronteras (MSF) señala que el personal médico de los hospitales de Damasco ha proporcionado información detallada "sobre un gran número de pacientes que llegaban con síntomas como convulsiones, exceso de salivación, pupilas contraídas, visión borrosa y dificultades respiratorias". Para MSF todas los detalles expuestos apuntan a una exposición masiva a agentes neurotóxicos, lo cual constituiría una violación del derecho internacional humanitario, que prohíbe el uso de armas químicas y biológicas”. Incluso Rusia, al principio reticente, ha pedido a la oposición siria que se permita el acceso a los técnicos de la ONU al lugar del presunto ataque químico que habría causado la muerte de 1.300 personas en los alrededores de Damasco.

¡Ahora os advertimos por última-última-última-ultimísima vez! Original aquí
¿Quiénes contra quiénes en la guerra civil siria? Dejando aparte las afinidades de Occidente por la oposición al gobierno sirio y Rusia y China por el gobierno de Bashar al-Assad, lo que está ocurriendo en Siria es un claro reflejo de la divisón en el mundo árabe.
Los alawíes, actual clase dominante en Siria, desde la época de Hafez al-Assad han favorecido a las comunidades minoritarias, la suya en primer lugar, y a drusos y cristianos de diversas iglesias, en detrimento de movimientos como los Hermanos Musulmanes que son sunitas. Los adversarios del gobierno sirio firmaron en Qatar firmaron el pasado noviembre 2012 un acuerdo de cooperación oficializándose la creación del Consejo Nacional Sirio, que supuestamente reúne a la mayoría de opositores. Su brazo armado es el Ejército Libre de Siria. Sin embargo, hay varios grupos que no se consideran parte de dicha coalición pero se oponen a al-Assad. Un ejemplo es Nusra, un poderoso grupo yijadista con sede en la ciudad de Alepo. En otras palabras, el conflicto sirio es reflejo de la división entre chiíes y suníes (más aquí).

En definitiva entre los chiíes están Irán, Hezbollah (partido de Dios que opera en Líbano), el sur de Irak, Baaz en Siria, los chiíes de Yemen  (más aquí) e incluso Hamás en Palestina (grupo suní creado por los Hermanos Musulmanes, pero protegidos por Irán y que está basculando conforme avanza el conflico sirio hacia posiciones cercanas a los suníes). Frente a ellos están los suníes (corriente mayoritaria en el Islam) liderados por Arabia Saudí y Qatar, países que rivalizan entre sí por ejercer mayor influencia dentro del mundo árabe (un ejemplo es la crisis en Egipto). Turquía también apoyaría a los opositores sirios. Entre los suníes más radicales está Al Qaeda. Por ejemplo, gran parte de los atentados que se producen en Irak llevan la firma de Al Qaeda porque quien gobierna en Irak es una coalición de chiíes y kurdos, en detrimento de los suníes. Por si fuera poco, no debe olvidarse la opinión de Israel. Después de las derrotas sirias a manos del ejército israelí, los gobiernos de Hafez al-Assad y de su hijo Bashar, de orientación laica y nacionalista, no han dudado en apoyar y albergar a grupos palestinos de inspiración religiosa como Hamás y Hezbollah. La posibilidad de un gobierno religioso extremista complicaría la tensa rivalidad con Siria. De ahí, que sea Israel quien más tema la caída de al-Assad. Siria ha sido uno de los países más respetuosos con respecto a la convivencia de religiones. Desde Damasco no se ha "animado" a Hamás y Hezbollah a cometer atentados terroristas, a pesar de que les han protegido (de hecho, la ayuda procedente de Irán pasa por Siria).

Dilema. Si se confirma la utilización de armas químicas, ¿deben las potencias occidentales intervenir? Si se interviene y la oposición suní se hace con el poder, es casi seguro que el extremismo religioso aumente. Si no se interviene, ¿a cuántos inocentes debemos sacrificar? Si las opciones son una dictadura laica o un gobierno radical religioso no democrático, es posible que tengamos un problema muy serio (argumentos a favor y en contra de la intervención militar aquí).

P.D. (1) En opinión de Theodore Karasik (INEGMA, Dubai) “si cae Siria, habrá una guerra suní-chií desde Líbano hasta Irak”. Otra opinión más. Nonneman, decano Georgetown University School of Foreign Service in Qatar, no cree que vaya a haber una guerra entre suníes y chiíes, pero acepta que “un conflicto armado entre Irán y los países árabes suníes, en el contexto de un estallido en el Golfo, es posible (pero no muy probable)”. Estas opiniones fueron expresadas en enero de 2012.

P.D. (2) Atención al video que publica NY Times sobre la brutalidad de los rebeldes (aquí)

P.D. (3) Sorpresa, sorpresa. ¿Quién ha vendido armas químicas a al-Assad? Pues resulta que podrían ser las empresas británicas (aquí, aquí, aquí y aquí)

P.D. (4) Aquí las razones desde el punto de vista ruso por las cuales Rusia apoya a Siria. El día 11 de septiembre Putin escribe en el NY Times que los rebeldes sirios están forzando a intervenir a EEUU. En su opinión, fueron los rebeldes sirios quienes usaron las armas químicas (aquí y aquí). Según los especialistas rusos, Arabia Saudí, Catar y Turquía están avivando el conflicto sirio.

P.D. (5) Más confusión: los rebeldes sirios combaten entre ellos. Sobre la cantidad de yihadistas entre los rebeldes sirios aquí. Se puede acceder al informe de IHS Jane's: analysis of the threat that Syria's chemical weapons pose to the region

P.D. (6) Muy recomendable el documental de Documentos TV: Siria entre dos frentes 

P.D. (7) De momento (con fecha 26 de septiembre), EEUU y Rusia han acordado un borrador de resolución de ONU sobre Siria.