domingo, 4 de agosto de 2013

España perspectivas económicas: el árbol del ahorcado

Foto propia, tomada en las calles de Florencia
Ni tranquilos nos podemos ir de vacaciones. El FMI ha planteado a España la rebaja del 10% de los salarios para crear empleo. Lagarde recomienda al Gobierno un pacto social en el que los empresarios se comprometan a aumentos de la contratación a cambio de recortes salariales. Además auguran que, en 2018, el paro todavía estará en el 25,3%. Tenéis directamente la información del FMI aquí. Por cierto, al comisario económico de la UE, Olli Rhen, también le parece una excelente noticia (aquí).

Más buenas noticias. Varios economistas apuntan a que este invierno nos podemos quedar sin paga extra (y sin revalorización de las pensiones) si el Gobierno quiere mantener el objetivo de déficit. Todavía hay más: las perspectivas demográficas que relata reuters son incluso más animadas. Mientras tanto el Gobierno conservador perdido en la corrupción y la oposición progresista al frente de la CCAA (Andalucía) con la mayor tasa de desempleo en España.


No pasa nada, en la prensa parece más importante que un club de fútbol que no es sociedad anónima, Real Madrid, invierta más de 100 millones de euros en contratar a Bale. Que al CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) le falten 25 millones para completar los proyectos de este año a nadie parece importarle (más información aquí). Voy a aportar otra idea (modo ironic): ¿por qué no seguimos con la política del alcalde de Detroit y vendemos nuestro patrimonio artístico y cultural? Según el columnista de Forbes, Tim Worstall una parte elevada de la deuda podría ser pagada interesándose por “la vida real más que por unos pedazos de tela”. Apunta lo siguiente: ¿por qué debemos preocuparnos? ¿por qué los jubilados consigan el tratamiento médico que se les prometió hace 40 años o conservar unos pocos cuadros ante los que decir “oog” y “aah”? o ¿por qué las ambulancias vuelvan a las calles y que los coches de policía del 911 tarden menos de una hora en llegar o complacer al ‘establishment’ del arte?”. Más comentarios aquí, yo particularmente no los tengo. Una segunda idea: ¿por qué no se reduce el número de días de vacaciones pagadas? Según Slate (versión en inglés aquí), al otro lado del Atlántico, se piensa que "los 20 o 30 días de vacaciones pagadas que conceden los países europeos son una aberración económica, al igual que consideran que otros beneficios sociales son demasiado generosos". Finalmente también tengo la solución para reducir el desempleo y para que disminuya el montante que suponen las pensiones. Resulta que España es uno de los países como mayor esperanza de vida gracias a nuestra dieta mediterránea (aquí). Joe Queenan, columnista de The Wall Street Journal nos da la solución en "Our Inalienable Right to Snarf Junk Food" (Nuestro derecho inalienable a atiborrarnos de comida basura, según explica Elvira Lindo): si la gente en España se alimentara con comida basura no tendría más del 25% de paro. Algo parecido propuso Swift para acabar con la pobreza de los irlandeses en Inglaterra. Después de leer todo esto me apetece ver El árbol del ahorcado (por cierto, la canción también aparece en Los Juegos del Hambre).

Al final, va a ser cierto lo de la canción: Hay un hombre en España que lo hace todo (Astrud) (enlace directo aquí)