lunes, 9 de septiembre de 2013

Madrid 2024, ¿debe presentarse Madrid por cuarta vez seguida para organizar los Juegos Olímpicos?

Carros de Fuego, 1981
Antes de contestar a esta pregunta, voy a sintetizar en mi opinión por qué la ciudad de Madrid no ha sido elegida para albergar los Juegos Olímpicos (JJOO) de 2020.

1. En primer lugar, por el dopaje. La Operación Puerto (2006) ha sido la operación encubrimiento por parte de psoe y pp. Si no se han destruido las bolsas de sangre, ¿dónde están? Simplemente hay que contestar a esa pregunta y seguir el ejemplo de la administración de EEUU con los casos de Armstrong y Marion Jones. La prensa española no ha sido valiente y ha sido cómplice directo o indirecto de la operación encubrimiento. En el resto del mundo se sospecha de que la clase política española ha alentado cierto dopaje de estado (un ejemplo, Eufemiano Fuentes era médico de la delegación española en los JJOO de 1984 y médico de la federación de atletismo en los JJOO de 1992). No se ha sabido defender a nuestro activo más importante: los deportistas. Recomiendo encarecidamente las entradas de ciclismo2005 si queréis obtener información adicional, en la prensa nacional va a ser complicado.


2. En segundo lugar, porque los JJOO siguen la norma no escrita de alternancia en los continentes. Antes de decidirse la sede olímpica el mercado de apuestas internacional reflejaba un claro favoritismo de Tokyo y un empate entre Estambul y Madrid, pero ambas lejos de la capital japonesa. Intentar vender lo contrario, es engañar a la gente. Si repasamos la lista de las sedes olímpicas, parece evidente la alternancia desde 1960 (Roma 60, Munich 72, Moscú 80, Barcelona 92, Atenas 04, Londres 12). La lista completa de las sedes es la siguiente: 1896 Atenas, 1900 París, 1904 San Luis, 1908 Londres, 1912 Estocolmo, 1920 Amberes, 1924 París, 1928 Ámsterdam, 1932 Los Ángeles 1936 Berlín, 1940 Tokyo (no hubo JJOO debido a la IIGM), 1948 Londres, 1952 Helsinki, 1956 Melbourne, 1960 Roma, 1964 Tokyo, 1968 México, 1972 Munich, 1976 Montreal, 1980 Moscú, 1984 Los Ángeles, 1988 Seúl, 1992 Barcelona, 1996 Atlanta, 2000 Sidney, 2004 Atenas, 2008 Pekín, 2012 Londres, 2016 Río de Janeiro, 2020 Tokyo. Presentarse para 2012 un acierto. Para 2016, un error gravísimo. Para 2020, depende. A veces para ganar hay que perder primero.

3. En tercer lugar, la situación económica de Madrid. Japón en su presentación exhibió las empresas y patrocinadores que van a sostener el proyecto olímpico y un fondo de inversión de 4,500 millones para utilizarse ya. La ex-atleta y miembro del COI, la marroquí Moutawakel filtró que quizás España debía preocuparse por otras cuestiones más importantes que los Juegos. Sinceramente sobre qué puede presumir la economía española. En materia deportiva, ¿cuántos deportistas se han quedado sin sus becas? ¿A cuántos deportistas se les está pagando tarde? ¿Cuántos deportistas se están pagando los viajes de su propio bolsillo para asistir a competiciones deportivas? Pero hay más. En la actual situación económica del país, ¿es moralmente aceptable apostar por la organización de unos JJOO? Recortes brutales en educación, sanidad y la mayor tasa de paro de la UE. Ahora hay que seguir pagando el soterramiento de la M30 (más de 4,000 millones), más de 3,000 millones en instalaciones deportivas que estarán obsoletas en 2024, más de 1,000 millones en rehabilitación urbanística. Por no hablar, de los gastos de gestión de las tres candidaturas (sueldos, alojamientos, desplazamientos, etc.). ¿Esto quién lo paga? Los ciudadanos de Madrid o los ciudadanos de toda España. Pretender que Barcelona-Pirineos aspire a organizarlos JJOO de Invierno de 2022, obedece a la misma lógica.

4. Los JJOO son fundamentalmente un negocio deportivo e ir presumiendo de que todo está hecho es un error. Jactarse de unos juegos low cost y de los juegos de la austeridad, no es la estrategia de marketing más adecuada e idónea para ganar unos JJOO. Insisto Japón presentó los patrocinadores, quiénes eran los de Madrid.

5. La calidad de nuestros representantes políticos es pésima. Da vergüenza y produce sonrojo. Dejo aparte el nivel de inglés. La presentación de nuestros políticos ha sido decepcionante. ¿Cuántos políticos han asistido al evento? Si resulta que el lobby para convencer a los miembros del COI lo ha hecho el príncipe Felipe, para qué asistieron tantos políticos. Y por cierto, el lobby no se hace en un par de tardes señores políticos. Por poner un ejemplo, el lobby se hace llevando a nuestra selección campeona de fútbol a Qatar o invirtiendo en infraestructuras deportivas en Zambia. Para qué asiste el ministro de exteriores (para reclamar Gibraltar), el ministro de industria, el presidente de rtve, el presidente de la patronal o el ministro de educación, cultura y deporte. El mismo que ha recortado en educación y reducido los presupuestos de las federaciones deportivas. Su mera presencia es un insulto y una ofensa para todos los deportistas. ¿Cuántas becas para los deportistas se han perdido por sufragar el viaje de nuestros políticos? Irresponsabilidad total porque la delegación española llenó un hotel entero. A la presentación debe ir el responsable del COE, el presidente del gobierno, el alcalde de la ciudad candidata y todo lo demás deben ser deportistas o gente relacionada con el COE. Lo demás sobra. Mención aparte merece Alejandro Blanco, presidente del COE. Cómo se puede filtrar a la prensa que Madrid cuenta con el apoyo de 50 miembros del COI. Consecuencia lógica: enfado monumental del presidente saliente del COI, Jacques Roige. Por cierto, nuestro responsable fue acusado de copiar su tesis doctoral. Hace falta decir algo más. Corrupción y malversación de fondos es la característica intrínseca de toda nuestra clase política de derecha a izquierda y de izquierda a derecha pasando por los políticos nacionalistas. No se salva absolutamente nadie.

Dicho esto, las opciones de Madrid de salir elegida en 2024 si se presenta son muy altas. ¿Por qué? Por una razón muy sencilla, porque salvo catástrofe los JJOO se van a celebrar en Europa. Esto explica porque los miembros europeos del COI no han apoyado a Madrid. Cualquiera hubiera hecho lo mismo. Roma ya ha decidido presentarse. Es muy probable que París (aunque en principio están filtrando a la prensa internacional que no) y Berlín hagan lo propio. Y sobre todo la que puede aparecer como gran favorita: Estambul. Si la ciudad otomana supera sus problemas políticos y su coyuntura económica es favorable (lo cual no es nada fácil), es la candidata ideal. Estambul es la puerta entre Europa y Asia y la conexión entre un mundo islámico más tolerante (aunque Erdogan no lo haya entendido del todo) y más laico. Estambul se ha presentado 5 veces y que haya llegado a la final no es casualidad. El COI quiere unos JJOO en un país de religión musulmana igual que los quiere en un país africano. Si Madrid se presenta por cuarta vez, tendrá en Estambul una candidata muy seria. Asimismo habrá que estar muy atentos a quién será el nuevo presidente del COI. Si sale elegido el alemán Thomas Bach, a lo mejor Berlín tiene que esperar. Cantaría demasiado. O no. Samaranch fue elegido en 1980 y Barcelona fue elegida sede en 1986 para organizar los JJOO de 1992. Otra posible ciudad candidata es Moscú, con un potencial económico enorme pero una situación institucional complicada de ahí que se esté moviendo con cierta cautela. De hecho, el legendario atleta ucraniano Sergey Bubka también está sonando para ser presidente del COI. En definitiva, los JJOO del 2024 se celebrarán en Estambul, Berlín, París, Roma, Moscú o Madrid si decide presentarse. Entre las ciudades candidatas también estará alguna ciudad puente de EEUU (sede de los JJOO de 2028, falta decidir la ciudad: Washington, Dallas y Los Ángeles han mostrado su interés, pero cuidado con San Francisco, Chicago, Boston y New York) y que estará muy atenta a la fragmentación de votos entre las ciudades europeas (no vaya a ser que el premio llegue cuatro años antes). Y ya sabemos quien suele tener los derechos de televisión de los JJOO.

Ahora bien para presentarse a los JJOO de 2024, la coyuntura económica debe haber cambiado sustancialmente. Existen unas prioridades esenciales e innegociables: educación, sanidad, sistema de pensiones, inversión en I+D, reducción de la tasa de desempleo, crecimiento económico, etc. Siendo difícil esta premisa, aún más complicado está renovar nuestra clase política dirigente. Y en caso de no presentar a Madrid, todo ese dinero se puede dedicar a potenciar nuestro deporte (no todo debe ser Real Madrid y FC Barcelona, existe vida más allá de estos dos clubes de fútbol). La situación de nuestros deportistas es lamentable, la estructura de nuestro deporte no profesional está completamente olvidada por nuestras autoridades políticas. Hay que invertir más en atletismo, natación, gimnasia, balonmano, voleibol, waterpolo, baloncesto, hockey, piragüismo y remo, artes marciales, etc. Datos: el plan ADO en 2004 dispuso de 40 millones de euros, el plan ADO para Pekín 2008 63 millones, para Londres 51 millones y para Río 2016, únicamente 35 millones (a pesar de este recorte el ministro de educación, cultura y deporte estuvo en Buenos Aires) (noticia sobre las cifras aquí). Eso sí el Real Madrid ha fichado a un jugador por 100 millones de euros y el FC Barcelona a otro por 57 millones. ¿A qué entidades financieras han pedido adelantado el dinero? ¿Por qué no hay ganas de investigar y decir cuáles han sido esas entidades financieras? Pistas aquí y aquí. Faltan nombres.

Esto nos lleva a una pregunta crucial: ¿son los JJOO rentables? Francamente no lo sé. Hay diversidad de opiniones. Entre las negativas, las opiniones de estos dos reputados economistas españoles (aquí y aquí) que trabajan en Londres y en EEUU: los cuales se han manifestado en contra de Madrid, pero que no hicieron lo mismo cuando se presentaron Londres o Chicago, ciudades ubicadas en los países donde trabajan (¿por qué?). Un dato me llama la atención. Las ciudades que se presentan o han organizado los JJOO –Chicago, París, Londres, Tokio, Pekín, Estambul, Sydney, Berlín, Los Ángeles, Seúl, Moscú, entre otras- son ciudades top10. ¿Si los JJOO son tan poco rentables, porque desplazan a presidentes de gobierno? En fin, tengo mis serias dudas sobre la no rentabilidad de los JJOO.

P.D. (1) Tengo la sensación de que mucha gente dentro de España se ha alegrado porque no se hayan concedido los JJOO a Madrid. Me parece una tremenda falta de respeto hacia los deportistas. Por la misma razón, me alegraré cuando cierren universidades españolas que no estén entre las 500 primeras universidades del mundo. También me alegraré cuando cierren empresas que no son rentables. También me alegraré cuando retiren las subvenciones al cine (además de las salas de cine), porque no hay suficientes espectadores. También me alegraré cuando cierren centros de salud porque son deficitarios y tardan mucho en atenderme. También me alegraré de que no le vaya bien al vecino. De verdad, ¿todo esto es razonable y sensato?

P.D. (2) Thomas Bach nuevo presidente del COI 

2 comentarios:

Rafa de Burgos dijo...

La cuestión es que mantener universidades mediocres sin alumnos, subvenciones a películas que casi nadie ve, o centros de salud que a casi nadie atiende, tiene un coste. Un coste económico y, por tanto social. Es decir, gente que lo pasa mal. El razonamiento "compasivo sobre lo inmediato" nos llevaría a, por ejemplo, no haber realizado la desamortización eclesiástica porque, ¿qué hacemos con las pobres monjitas? O no hacer la Revolución francesa porque ¿qué hacemos con Maria Antonieta, con lo maja que es? Al librarnos del posible (o bastante probable) déficit de las olimpiadas de 2020 seguramente habremos tenido suerte. España ha ahorrado unos cuantos cientos (¿miles?) de millones de euros. Y sí, claro, los deportistas de élite españoles se verán perjudicados. Pero, con todos mis respetos a gente tan esforzada, ¿cuánto estamos dispuestos a sacrificar por su bienestar?

Fernando Ramos Palencia dijo...

Hola Rafa.
En primer lugar, debe quedar claro que organizar unos JJOO no es ni una necesidad y ni mucho menos una prioridad. Y más aún en un país que recorta en sanidad, educación y pensiones. Ahora si a pesar de todo decides apostar por ellos, lo menos que se puede pedir es lo que hagan bien: cosa que tampoco han hecho.
Estoy de acuerdo contigo en el ahorro que ha supuesto la no organización de los JJOO para la economía española (lo que no tengo tan claro es que no sean rentables, depende como todo de la gestión). Hoy en la prensa se comenta que el ayuntamiento madrileño ha gastado 11,5 millones en la candidatura de Madrid 2020 y se han invertido más de 500 millones en sedes deportivas que probablemente queden infrautilizadas. Esto es una irresponsabilidad brutal que debería tener consecuencias penales. (http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/09/14/madrid/1379185305_428154.html)
Pero erre que erre, si a pesar de todo sigues apostando por los JJOO, la historia nos dice que es una carrera de fondo. Si te presentas para 2012 y pierdes, lo lógico es no presentarse para 2016 y probablemente tampoco en 2020, porque no le toca a Europa por la regla no escrita de alternancia entre los continentes. Si ahora anuncias que no te quieres presentar en 2024 (que es cuando le toca a Europa) es un despropósito total de nuestros políticos en términos estratégicos. Personalmente exigiría dónde y por qué han despilfarrado el dinero (más pistas http://www.eldiario.es/sociedad/Ignacio-Gonzalez-Lucia-Buenos-Florentino_0_173582941.html).
Otra cosa es pensar que España en un periodo de 30 años va a tener 2 olimpiadas, lo cual es asimismo harto difícil.
En este asunto los que me producen mucha pena son los deportistas no profesionales, practicantes de deportes no elitistas (atletismo, natación, balonmano, voleibol, etc.), porque a todos les da igual y son utilizados por los políticos (ni una palabra sobre cuándo cobran sus becas o que se tengan que pagar sus viajes para eventos deportivos: ¿cuántos políticos han viajado gratis a Buenos Aires?). Y por eso me molesta que los seguidores del pp se alegrasen de que Madrid 2012 y 2016 fracasara para criticar al gobierno anterior de Zapatero. Y ahora la gente que vota izquierda se alegra para criticar el gobierno de Rajoy. Esa es la actitud de los políticos y sus seguidores lo que no soporto.
En definitiva, personalmente quería unos juegos pero la cabeza y la racionalidad me dicen que no. De hecho, no me hubiera presentado a organizar los JJOO de 2012, 2016 y 2020 y con la mitad de la mitad del dinero ahorrado hubiera bastado para tener unas estructuras deportivas mucho más eficientes.