jueves, 30 de enero de 2014

Economía sumergida en España: Extremadura y Almería campeonas en fraude

La economía sumergida española alcanzó 253.000 millones de euros al finalizar el año 2012, lo que supone un incremento de 60.000 millones de euros con respecto al inicio de la crisis (2008). Esto representa el 24,6% del PIB. Aunque en Italia, Portugal y Grecia las cifras son mayores en otros países europeos la economía sumergida se sitúa en cifras mucho más pequeñas: 13.1% en Alemania, 10.8% en Francia y 10.1% en el Reino Unido. Más detalles en el informe denominado "La economía sumergida pasa factura. El avance del fraude en España durante la crisis", elaborado por el sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha). Las razones principales del aumento de la economía sumergida tienen que ver con el aumento del desempleo y la corrupción.


Según Gestha se considera un nivel aceptable de economía sumergida que oscile entre el 6% y el 8% del PIB. Obviamente el mayor crecimiento del fraude desde 2008 se ha producido en las comunidades más castigadas por el colapso del ladrillo y el desempleo: Andalucía (29.2%), Castilla-La Mancha (29.1%), Extremadura (31.1%), Canarias (27.9%) y parte de la comunidad Valenciana, con tasas de economía sumergida superiores al 26% del PIB. Por el contrario, las provincias con menor tasa de economía sumergida son Madrid, Tarragona, Lleida, Barcelona, Zaragoza y La Rioja (nota informativa aquí). No hay datos sobre Euskadi y Navarra porque tienen un régimen fiscal diferente (más información aquí y aquí), ni tampoco sobre Ceuta y Melilla. Sobre las ventajas y privilegios fiscales de Euskadi y Navarra aquí. Un amplio informe sobre estas cuestiones en Las diferencias regionales del sector público español elaborado por IVIE y la Fundación BBVA (base de datos aquí).