sábado, 31 de mayo de 2014

¿Quién va a ganar el Mundial de fútbol 2014? Lo sé, lo sé...

Original de Paulo Ito
Este próximo 12 de junio comienza el mundial de fútbol (calendario fifa aquí). Si llegáis hasta el final, tendréis a los finalistas. Vayamos poco a poco. ¿Quién ganará Nike o Adidas? De momento Nike gana 10 a 9. La firma de Portland, Nike, equipará a Inglaterra, Croacia, Grecia, Holanda, Australia, Corea del Sur, Francia, Estados Unidos, Brasil y Portugal. Por su parte, la firma bávara de Adidas vestirá a Alemania, Argentina, Bosnia, Colombia, España, Japón, México, Nigeria y Rusia. Además patrocina el balón oficial del mundial. En tercera posición aparece la también bávara Puma (aunque perteneciente al grupo francés Kering) que equipa a 8 selecciones (algunas poco mediáticas): Argelia, Camerún, Chile, Costa de Marfil, Ghana, Italia, Suiza y Uruguay. Con 1 están Lotto (Costa Rica), Burrda Sport (Bélgica), Marathon (Ecuador), Joma (Honduras) y Uhlsport (Irán). Más información sobre la industria de marcas deportivas aquí. Según Bloomberg Businessweek el 70% del negocio en fútbol está controlado por Nike y Adidas. Adidas lidera la venta de artículos deportivos relacionados con el fútbol mientras que Nike domina el mercado del deporte en términos globales (más detalles aquí). Actualmente la cuota de mercado global de Nike asciende al 17% (más de 25,000 millones de dólares) mientras que Adidas tiene una cuota del 12% (20,000 millones de dólares). Según Goldman Sachs, la facturación de Nike en 2014 podría llegar a 27,620 millones de dólares (casi 20,000 millones de euros). Un 9% más que en 2013, cuando cerró el ejercicio en 25,310 millones.

Original aquí
Analizemos con más detalle la relevancia que tiene Nike en Brasil. Actualmente el país americano se ha convertido en el tercer mercado más importante para Nike, después de EEUU y China. De hecho, este año la compañía de Portland espera ingresar en Brasil gracias al fútbol más de 1,000 millones de dólares (aproximadamente más de 720 millones de euros). Los intereses mutuos y las relaciones contractuales vienen desde 1996 (por cierto, los términos del contrato nunca se hicieron públicos). En la final de 1998 (Francia 3 Brasil 0) Ronaldo tuvo una crisis cardiaca antes de la final. Esto ocasionó una gran polémica en el país brasileño ya que siempre existieron dudas sobre si existieron abusos por parte de Nike contra la soberanía nacional. En otras palabras, Nike obligaba a la selección brasileña a jugar una cierta cantidad de partidos por marketing, no por cuestiones deportivas. Se estableció una comisión de investigación que sacó a la luz el contrato entre Nike y Ricardo Texeira (presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, CBF, entre 1989 y 2012). Resulta que entre 1997 y 2000 los ingresos de la CBF se cuadriplicaron, pero no fueron suficientes para pagar sus deudas. ¿Qué hacía Texeira con los ingresos? Vendía leche de su rancho a la CBF y albergaba acontecimientos de la CBF en su restaurante y su club nocturno. El informe demostró las prácticas mediante las cuales la CBF compró poder e influencia. Así por ejemplo, en 1998 la CBF pagó un viaje con todos los gastos incluidos a cinco jueces para que fueran a la Copa Mundial. En el año 2000 la CBF gastó 16 millones de dólares en viajes, una cifra suficiente para 1663 viajes de ida y vuelta en primera clase de Río a Australia. Ricardo Texeira acabó dimitiendo en 2012 por corrupción. El comité ético de la FIFA concluyó que junto a otras personas recibió millones de dólares en sobornos de la desaparecida agencia suiza de marketing deportivo ISL, a la que vendieron los derechos de retransmisión. El informe final concluía la culpabilidad de Ricardo Texeira y su exsuegro Joâo Havelange (presidente de la FIFA entre 1974 y 1998). Los dos hombres que dominaron la administración deportiva brasileña durante más de medio siglo acabaron sus carreras de forma muy poco honrosa. Eso sí ni se les condenó por ningún crimen y se quedaron con el dinero. ¿Quién sustituyó a Texeira? Teniendo en cuenta las reglas de la CBF fue designado como sucesor el más antiguo de los vicepresidentes José María Marín de 79 años: un exfutbolista funcionario de alto rango del partido que propició y defendió (Alianza Renovadora Nacional) la dictadura entre 1964 y 1985. Por cierto, ¿quién es la directora ejecutiva del Comité Organizador Local de la Copa del Mundo? Sorpresa, sorpresa... Joana Havelange, nieta del expresidente de la FIFA, Joâo Havelange, e hija del expresidente de la CBF, Ricardo Teixeira. Está todo dicho. Sobre este tema en particular podéis consultar el capítulo 14 "Perdimos porque no ganamos" (Futebol) de Alex Bellos.

En este contexto, ¿cómo marchan las cosas para Brasil? ¿Qué puede suponer la organización del Mundial y de los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro (2016) para los 200 millones de personas que viven en Brasil? El país sudamericano era y es una economía emergente presentada en ocasiones como un modelo de progreso económico y social. En junio de 2013, Brasil albergó la Copa Confederaciones. Sorprendentemente (sobre todo para su presidenta Dilma Roussef, antigua guerrillera durante la dictadura en la cual sufrió prisión y torturas) pocos días antes del partido inaugural varios miles de personas se manifestaron en Sao Paulo contra una subida del precio en los billetes de autobús. La respuesta desproporcionada de la policía hizo salir a miles de otras personas. Esto propició que las protestas se extendieran rápidamente a más de 100 ciudades por todo Brasil. Las razones de estas protestas fueron diversas: aumento de las tarifas de transporte en varias ciudades brasileñas (Río, Sao Paulo, etc.), inflación, falta de seguridad (que origina violencia y/o represión), corrupción, impunidad, descontento con la clase política, despilfarro de recursos públicos en estadios en un país con graves problemas en educación y salud, etc. Dentro del G-20 (los países más desarrollados del mundo), únicamente Sudáfrica es más desigual que Brasil. Aunque habría que matizar mucho más, el 20-25% más rico de los brasileños vive de modo comparable al de los países europeos mientras que el 75-80% restante vive en condiciones mucho más precarias. Más información sobre la secuencia de protestas aquí, aquí y aquí. A poco más de 1 semana para que comience el mundial las cosas no están tranquilas: huelga de policías (aquí), manifestación de nativos indígenas (aquí), retraso en la finalización de los estadios (aquí), trabajadores fallecidos en la construcción (aquí), personas que han perdido (expropiados) su hogar para que se construyan los estadios (aquí y aquí), etc. El apoyo de los brasileños al Mundial ha caído significativamente desde 79% en 2008 hasta el 48% en abril de 2014. En ese periodo los contrarios a la celebración del Mundial han pasado de 10% a 41% (aquí y aquí). Os dejo un vídeo que está circulando por youtube desde el año pasado y que sintetiza las protestas de los ciudadanos brasileños.


Así que tal vez existan en el entorno fuertes incentivos para que Brasil gane su mundial y no se produzcan males mayores, como lo hizo la Italia fascista en 1934 cuando eliminó en semifinales a la gran Austria de Sindelar. O cuando Argentina venció en 1978 de manera muy sospechosa a Perú, lo cual supuso su pase a la final que posteriormente ganaría (mientras el valeroso pueblo argentino celebraba la victoria, la dictadura militar 1976-83 internó en campos de concentración y asesinó a más de diez mil personas). O incluso cuando Corea del Sur en 2002 ganó de manera "muy sorprendente" sus partidos de octavos (contra Italia) y cuartos para llegar hasta semifinales. Obviamente el Brasil democrático de la actualidad nada tiene que ver con la Italia fascista o con la dictadura militar argentina del pasado. Y evidentemente Brasil tiene un grandísimo equipo que además es el anfitrión como también lo tenían y eran Italia y Argentina.

Original aquí
También se puede volver a repetir el denominado Maracanazo de 1950 (video aquí). Os dejo el discurso del alcalde de Río de Janeiro, Mendes de Morais (antiguo delegado militar en la Italia fascista y la Alemania de Hitler) mientras los jugadores entraban en Maracaná:
“Vosotros, jugadores que en pocas horas seréis aclamados como campeones del mundo por millones de compatriotas… Vosotros, que no tenéis rival en todo el hemisferio… Vosotros, que superáis a todos los competidores… Vosotros, a los que yo ya saludo como campeones… Cumplí mi promesa construyendo este estadio. ¡Cumplid ahora con la vuestra y ganad la Copa del Mundo!"
Al final del partido su busto que flanqueaba la entrada al estadio acabó por los suelos.

Para las casas de apuestas los favoritos son por este orden: Brasil, Argentina, Alemania, España, Bélgica, Francia, Italia, Uruguay e Inglaterra. Los apostantes prevén una final Brasil-Argentina, Brasil-España o Argentina-Alemania. Según Reuters Breakingviews el mundial 2014 lo ganará Alemania, para ello utiliza cálculos basados en el valor de mercado de los jugadores, la población y la participación y disposición del público. Algunos economistas apuestan por Brasil. Igualmente según Goldman Sachs, el mundial 2014 lo ganará Brasil derrotando 3-1 en la final a Argentina (noticia aquí). The Economist también apuesta por Brasil. La utilización de técnicas estadísticas y econométricas es relativamente frecuente, otra cosa es su eficacia. UBS Wealth Management Research es famosa por realizar pronósticos. En 2006 apostó que ganaba Italia y acertó. En 2010 (más detalles aquí) apostó que ganaba Brasil y se equivocó. No sabemos nada para 2014. JP Morgan predijo que en Sudáfrica ganaría Inglaterra... en fin. Si no hubieran utilizado esa superioridad tipícamente anglosajona, adivinad por quienes apostaron que quedarían 2 y 3... pues sí, España y Holanda. También es verdad que apostó por Eslovenia como la cuarta semifinalista. Time apostó porque Brasil ganaba a España en la final de 2010. Os recomiendo los enlaces porque en ellos se explican los métodos utilizados.

¿Qué nos dice la historia? Si hablamos de América y Europa, generalmente el mundial lo suele ganar un país del continente donde se celebra el campeonato (tenéis todos los resultados historicos y estadísticas aquí). Mientras en Europa sólo Brasil ganó en 1958, en América jamás ha ganado un equipo europeo. Los equipos anfitriones han ganado el mundial en 1930, 1934, 1966, 1974, 1978 y 1998 (6 ediciones sobre 19). Solo Brasil (1950) y Suecia (1958) han perdido como anfitriones. Fueron terceros Chile (1962), Italia (1990) y Alemania (2006). Corea del Sur fue cuarta (2002). Llegaron a cuartos como países organizadores Francia (1938), Suiza (1954) y México (1970 y 1986). Los peores países organizadores han sido España (1982) eliminada en liguilla de cuartos, EEUU (1994) y Japón (2002) ambas eliminadas en octavos y Sudáfrica (2010) que no pasó de la primera fase. Más datos. Únicamente Italia (1934 y 1938) y Brasil (1958 y 1962) han conseguido ser campeones mundiales dos veces seguidas. Solo ocho selecciones han sido campeonas: Brasil (5: 1958, 1962, 1970, 1994, 2002), Italia (4: 1930, 1934, 1982, 2006), Alemania (3: 1954, 1974, 1990), Uruguay (2: 1930, 1950), Argentina (2: 1978, 1986), Inglaterra (1: 1966), Francia (1: 1998) y España (1: 2010). Un último dato, ningún país que ha ganado la Copa Confederaciones ha sido capaz de ganar el mundial al año siguiente (el último campeón es Brasil).

Así que con estos datos, lo más fácil es apostar por un equipo americano que haya sido campeón y no sea el anfitrión. El subcampeón probablemente sea europeo ya que salvo en 1930 y en 1950 siempre hubo como mínimo un equipo europeo en la final. 
Escrito esto, el campeón será... Argentina
Llegarán a semifinales: Brasil, España y Alemania
No habría que perderlos de vista: Italia y Uruguay
Dark Horse (aunque no tan tapado): Bélgica
Son buenos equipos con cruces complicados: Colombia, Francia, Holanda y Portugal

O no. Resulta que este año la FA Cup, ha sido ganada por el Arsenal al derrotar por 3-2 al Hull City Tigers. Lo curioso es que ganó remontando un 0-2. La última vez que esto sucedió fue en 1966 cuando el Everton ganó 3-2 al Sheffield Wednesday (video resumen aquí). Ese mismo año Inglaterra ganó su único mundial. Por si acaso, la selección inglesa también cuenta con la inestimable ayuda del conocido científico Stephen Hawking.

P.D. Guía para seguir los equipos brasileños. Los grandes equipos brasileños se concentran en los estados de Río, Sao Paulo, Minas Gerais y Río Grande do Sul. 
En Río de Janeiro destacan el Fluminense (fundado por las clases más acomodadas y pudientes); el Flamengo, el equipo de las clases populares y de las favelas; el Botafogo, el equipo de los intelectuales, de los supersticios y el equipo que abusó del gran Garrincha; y el Vasco de Gama, el equipo de la comunidad portuguesa y pionero en la contratación de jugadores negros (también es conocido por la maldición de las ranas). En el estado y ciudad de Sao Paulo sobresalen el Sao Paulo, el club más elitista; el Corinthians fundado por un chófer, un albañil, un zapatero y dos pintores; y el Palmeiras, el equipo de la comunidad italiana. También hay que destacar el Santos (de la ciudad de Santos) famoso por haber sido el equipo de Pelé. En el estado de Minas Gerais cuya capital es Belo Horizonte, destacan el Atlético Mineiro y el Cruzeiro. En el estado Rio Grande do Sul cuya capital es Porto Alegre existió a principios del siglo XX una importante comunidad alemana. Esta comunidad fundó el Gremio que solo admitía jugadores alemanes, de ahí que la comunidad brasileña fundase el Internacional.

Hugo Meisl, original aquí
En defintiva, el 13 de julio sabremos que equipo hereda el trono austrohúngaro. Sí, no me he vuelto loco con tanta historia. El final de la Primera Guerra Mundial trajo la desintegración del Imperio Austrohúngaro haciéndose visible la gran cantidad de intelectuales austriacos, húngaros y bohemios que vivieron en dicho imperio: Sigmund Freud, Ludwig Wittgenstein, Franz Kafka, Gustav Klimt, Stefan Zweig, Rainer Maria Rilke, Joseph Roth, Joseph Schumpeter o Georg Lukács, entre otros. Estos intelectuales dieron pruebas de poseer un talento fuera de lo común en disciplinas tan dispares como la filosofía, la psicología, la medicina, la música, las artes plásticas, la literatura, la economía, el derecho y la sociología (podéis saber más en El genio austrohúngaro. Historia social e intelectual de William Johnston). Y también el fútbol. La influencia de la Escuela Danubiana se expandió desde Viena y Budapest principalmente hacia el resto de Europa y hacia América. Sin la figura de Hugo Meisl y el Wunderteam en Austria (video aquí) o la escuela del MTK Budapest, el fútbol no sería lo mismo (sobre este tema podéis consultar el reportaje "Y al principio fue Hogan", Panenka 9). Entrenadores húngaros que influyeron los tuvimos en el gran Torino (Ernest Erbstein); en el Peñarol y en distintos equipos argentinos (Emérico Hirschl uno de los descubridores de Ghiggia); en Bela Guttmann descubridor de Eusebio y que influyó vía Sao Paulo en el denominado jogo bonito brasileño; y sobre todo en el triunvirato liderado por Gusztav Sebes y ayudado por Marton Bukovi y el propio Guttmann, artífices de la Hungría Mágica (video aquí) de los años 50 (entre 1950 y 1956, solo perdió la final de Berna 54 ante Alemania: un partido de 48 y 210 goles marcados). La barbarie nazi acabaría con el Wunderteam y la invasión soviética de 1956 y la dictadura comunista con la escuela húngara. Sin embargo, la semilla estaba plantada. Años después surgió el fútbol total heredero de la escuela danubiana, basado en atacar con todos los jugadores y en defender igualmente con todos. El máximo exponente de este fútbol fue la Naranja Mecánica de Rinus Michels de 1974-78 (videos aquí y aquí) y su heredero más evidente la España de 2010. Es cierto, que los brasileños jugaban (1958-82, videos aquí, aquí y aquí) al fútbol de una manera distinta donde la brillantez individual predominaba sobre las tácticas de equipo. La selección brasileña apostaba por el regate y el quiebro por encima del físico o de los pases largos. Probablemente el Brasil del 70, la Hungría del 54 o la Holanda del 74 hayan sido las selecciones que mejor han jugado nunca. Lástima que este jogo bonito haya dado paso a un fútbol más físico y tosco.

Para saber más:

1 comentario:

Fernando Ramos Palencia dijo...

Al final ganó Alemania y se rompió la tradición relativa a que ningún equipo ganaba en América. En cualquier caso, habría que felicitar a ambos. A Alemania porque fue la selección que mejor jugó durante el campeonato y a la brava selección argentina porque estuvo muy cerca de ganar la final en su mejor partido del campeonato.
Sobre probabilidades de ganar os dejo 2 nuevos enlaces
Sobre Nash y los penalties (Palacios-Huerta)
http://www.fedeablogs.net/economia/?p=38604#more-38604
Sobre el gurú de Goldman Sachs
http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2014-07-11/el-dia-que-alemania-acabo-con-el-rey-de-las-estadisticas-y-avergonzo-a-goldman_160225/