domingo, 1 de junio de 2014

Niño "pescando" aluminio en Pernambuco: explotación infantil

Original aquí
Paulo Henrique Felix da Silveira (el niño de la foto) tiene 9 años y cada día se introduce en el canal de Arruda (cercano a Saramandia, una localidad situada en Recife al noroeste del estado de Pernambuco) para pescar aluminio en aguas contaminadas. Por cada 15 kilos de alumino se obtienen 30 reales, aproximadamente 10 euros. En Pernambuco más de 20,000 personas (un 4% de las mismas son niños) se dedican a recoger residuos para luego venderlo como material recicable. Según UNICEF, el trabajo infantil supone en Brasil cerca del 9%. Más detalles aquí y aquí.