viernes, 5 de febrero de 2016

¿Pueden existir los tipos de interés negativos?

Original The Economist
Pues parece que sí. El pasado 29 de enero Haruhiko Kuroda, presidente del Banco Central de Japón decidió adoptar tipos de interés negativos (en la práctica los nuevos tipos del -0.1% únicamente serán aplicables a los nuevos depósitos). De esta forma, el yen sigue siendo competitivo y la economía japonesa sigue luchando contra la deflación. Esta medida constituye una presión adicional para empresas y consumidores con el fin de que den un uso más productivo a sus ahorros. Paralelamente el Banco Central de Japón seguirá comprando deuda pública por valor de 80 billones de yenes anuales (aproximadamente 660 millones de dólares). Recordemos que Japón es el país más endeudado del mundo: según datos de la consultora McKinsey su deuda está en torno al 400%. De hecho, entre 2007 y 2014 la deuda gubernamental aumentó en un 63%, la deuda de las empresas en un 2% y únicamente la deuda de las familias japonesas disminuyó un 1%. Actualmente la rentabilidad de la deuda pública japonesa a 10 años está en torno al 0.11%.

¿Por qué las autoridades japonesas han decidido adoptar tipos de interés negativos? Fundamentalmente por dos razones: (i) la caída de precios del petróleo y (ii) la recesión económica en China. Estos dos factores habían hecho subir (apreciar) el yen, lo cual supone una pérdida de competitividad de la economía japonesa. El tiempo dirá cuál será la respuesta china.

P.D. (1) En Suiza también hay tipos de interés negativos
P.D. (2) Tipos negativos: ¿quién gana y quién pierde? Raymond Torres
P.D. (3) Did negative rates in Europe trigger massive cash hoarding? Brookings