lunes, 21 de marzo de 2016

La Doctrina Obama

Original aquí
La revista Atlantic ha publicado en su número de abril una entrevista con el presidente Obama. En dicha entrevista, el presidente estadounidense resume su visión de la geopolítica mundial en los siguientes puntos (resumen aquí y aquí).

1. Internacionalismo y Multilateralismo. 
Obama apuesta por el internacionalismo, el multilateralismo y la defensa de los valores democráticos. EEUU no rehuirá su liderazgo internacional, pero si espera que otros países asuman más responsabilidades en la geopolítica mundial.

2. Crítico con el denominado “manual de Washington” y el “establishment” militar exterior de EEUU.

En ocasiones, las respuestas militares no siempre son las mejores para resolver crisis geopolíticas extremas. De hecho, el presidente norteamericano está cada vez más convencido de su acierto cuando decidió no bombardear objetivos del régimen sirio de Bachar el Asad. ¿Por qué? Muy probablemente porque los ataques no habrían eliminado las armas químicas y El Asad podría haber sobrevivido.

3. Los errores de Libia, los free rider y el ISIS.

Es evidente que los bombardeos sobre Libia en 2011 no han funcionado y han sumido a Libia en el caos. La Unión Europea, en general, y algunos países europeos, en particular, (¿GBR y Francia?) han hecho menos de lo que deberían haber hecho (Obama los denomina free rider que podría traducirse al español como gorrones u oportunistas). Además no han entendido que el ISIS no constituye una amenaza existencial para EEUU y sí para Europa, por una simple cuestión geográfica.

“Free riders aggravate me,” he told me. Recently, Obama warned that Great Britain would no longer be able to claim a “special relationship” with the United States if it did not commit to spending at least 2 percent of its GDP on defense. “You have to pay your fair share,” Obama told David Cameron, who subsequently met the 2 percent threshold. [el subrayado es mío]
(…)
“Free riders,” he said, and continued. “So what I said at that point was, we should act as part of an international coalition. But because this is not at the core of our interests, we need to get a UN mandate; we need Europeans and Gulf countries to be actively involved in the coalition; we will apply the military capabilities that are unique to us, but we expect others to carry their weight. And we worked with our defense teams to ensure that we could execute a strategy without putting boots on the ground and without a long-term military commitment in Libya.”
“So we actually executed this plan as well as I could have expected: We got a UN mandate, we built a coalition, it cost us $1 billion—which, when it comes to military operations, is very cheap. We averted large-scale civilian casualties, we prevented what almost surely would have been a prolonged and bloody civil conflict. And despite all that, Libya is a mess.”

4. Relaciones con Oriente Próximo (Arabia Saudí vs. Irán) Asia y América Latina

Es evidente que las relaciones internacionales con Arabia Saudí se han deteriorado debido a que los saudíes han financiado la propagación de ideas radicales. Al mismo tiempo, considera que Irán no es ni mucho menos el origen de todos los males de Oriente Próximo. Los problemas empezarán a solucionarse, el día que Arabia Saudí e Irán decidan a la guerra fría que existe en la región y así lo entiendan.

Mientras esto sucede, Obama apostaría claramente por el sudeste Asiático. De hecho, así debe entenderse el acuerdo Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica que engloba a EEUU, Japón, Chile, Perú, México, Australia, Brunei Darussalam, Canadá, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam (más detalles aquí y aquí). Obama es muy claro en sus sensaciones: “In Asia, as well as in Latin America and Africa, Obama says, he sees young people yearning for self-improvement, modernity, education, and material wealth. ‘They are not thinking about how to kill Americans,’ he says. What they’re thinking about is How do I get a better education? How do I create something of value?[el subrayado es mío]

También deberían ser nuevos tiempos para América Latina. Obama evitó la confrontación con Chávez en 2009, porque el dirigente venezolano –al igual que otros líderes radicales de izquierda críticos siempre con EEUU- no constituía una amenaza para Washington. Gracias a esta actitud, poco se está reduciendo el antiamericanismo en América Central y América del Sur. El corolario de todo esto es la visita de un presidente estadounidense a Cuba por primera vez desde 1928 (Calvin Coolidge fue el anterior) y el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con el país antillano.

5. Prudencia sobre China y Rusia

En primer lugar, niega que Rusia sea más fuerte ahora por sus intervenciones militares en Ucrania y Siria. En segundo lugar, China deberá elegir entre “crecimiento pacífico” o “potencia regional eludiendo su responsabilidad internacional”. Si Pekín opta por esta segunda opción, las tensiones entre China y EEUU se incrementarán en el futuro.

6. El verdadero problema es el cambio climático

Según Obama, el calentamiento global es una amenaza potencial para toda la humanidad. Dado que ahora mismo no constituye una amenaza inminente, está provocando que las reacciones gubernamentales sean más lentas de lo esperado.

***
Una visión crítica sobre la Doctrina Obama es la expuesta por Josef Joffe, aquí y aquí